28 enero, 2016

Primera presentación bilingüe de «Crónicas del Caribe»

MIS «CRÓNICAS» YA SE LEEN EN TAMPA 


Primera presentación bilingüe de «Crónicas del Caribe» en un auditorio diverso y bicultural, donde había hispanos y americanos, entre ellos catedráticos y profesionales de la prensa. 

El doctor Emiliano Salcines, historiador de la ciudad de Tampa, abrió la noche de este miércoles, en inglés, el intercambio múltiple en que se convirtió la presentación de la obra finalista del I Premio Stella Maris de Biografía Histórica y que trata la vida del asturiano Manuel Álvarez, que emigró para fundar la radio en Cuba en la temprana fecha de 1905 cuando contaba solo 13 años.

Recordó Salcines como entre 1850 y 1950, más de trescientos mil jóvenes asturianos marcharon de sus pueblos hacia otras tierras y desde 1880, lo hicieron con más fuerza hacia América. La mayoría no volvió nunca. Es el caso de la historia de Manuel.
Emiliano Salcines (a la izquierda), atesora una larga trayectoria política y diplomática. Fue Fiscal del estado en Tampa y Vice cónsul honorario de Tampa, 17 años magistrado del tribunal de apelaciones y Fiscal general nombrado por Robert Kennedy. 

En Cuba, cuatro de cada diez españoles se asentaron en La Habana y una proporción similar en las provincias azucareras de Oriente, Camagüey y Las Villas, donde Manuel se sembró para siempre.
Frank  Menéndez, presidente del centenario Centro Asturiano de Tampa, también en inglés, se congratuló con la gran reunión de astures que motivó la vida y obra de un paisano que llevó la radio a la mayor de las Antillas.

José Vivero, Vice Consul honorario de España para Tampa, siguiendo el hilo de la disertación en inglés, felicitó la novedad editorial y el legado de un libro que ahonda con fuerza narrativa en la huella peninsular en América, lejos del desastre que trajo la pérdida de las colonias y muy especialmente de Cuba, en 1898, en la ya Guerra Hispano-Estadounidense. 
Las Crónicas tocan la sensibilidad de los cubano-tampeños. El doctor Leris Lloira (en la foto) fue un adelantado de su tiempo como Manuel. En Tampa, escuchamos su historia y la de Ernesto Fabelo, amigo de "Manolín" en sus años vitales. Tanto Lloira como Fabelo son dos hijos de Caibarién, que también emigraron y se emprendieron por la vida.

La presentación de «Crónicas del Caribe», anoche en Tampa, fue un repaso de las distintas etapas de la presencia española en el imperio de ultramar, desde la profunda crisis social, política y cultural que sumió al país europeo después de la guerra y que fue un lastre para la personalidad histórica de España. También se habló entre los asistentes de una nueva España que hoy se vuelve a tambalear en medio de un circo político que tiene los cursos del país en la incertidumbre.

La biografía en crónicas que este enero he estado presentando en entre Miami y ahora en Tampa, es el relato de la vida real que llevó Manuel Álvarez, desde que en 1905 se bajó en una Habana que ya era el centro comercial de medio mundo hasta la Cuba envilecida que dejó. 
«MANOLÍN» INÉDITO
Iván Cañas, fotógrafo cubano de reconocido prestigio, que ahora reside en Estados Unidos, tomó estas dos imágenes a "Manolín" en los 70.

La paternidad sobre la radio le fue negada por muchos años en la isla, y no fue hasta 1982, cuando ya ciego y sembrado en su vejez, el oficial Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) reivindicó a Manuel Álvarez  -"Manolín"- el mérito, por muchos años denegado, el de: Padre Indiscutible de la Radio en Cubana.

27 enero, 2016

VIAJE A TAMPA POR LOS CAMINOS DE MARTÍ

"La historia de Cuba no se puede escribir sin Tampa, ni Tampa puede ignorar a Cuba". 
(Dr. Emiliano Salcines, Ybor City, 26-1-16)

Honrar honra, nos enseñó Martí. Y yo honré en Tampa al mejor maestro de todos los cubanos.
Junto al doctor Emiliano Salcines, historiador de la ciudad de Tampa.

"La historia de Cuba no se puede escribir sin Tampa, ni Tampa puede ignorar a Cuba", me dijo por estas tierras el magnífico anfitrión que encontré en el doctor Emiliano Salcines, historiador de la ciudad floridana, donde hoy presentaré «Crónicas del Caribe».

En Ybor City, la barriada más antigua de Tampa, caminé este martes por las mismas calles donde José Martí, en el siglo XIX, trabajó entre el gremio tabacalero de emigrantes para recaudar fondos y unir voluntades en torno a la causa independentista de Cuba.

Emiliano Salcines, evocó ayer el paso del Apóstol por una ciudad que visitó veinte veces en los últimos tres años antes de morir en Dos Ríos. 
La alta estima que sintió Martí por el trabajador de Tampa, la definió el Apóstol en una frase: “Pueblo fiel – el pueblo educado – donde aprenden a pensar en la misma mesa donde se ganan la vida”.
Así describió Martí a las mujeres y hombres que conoció en su larga convivencia en la ciudad del Centro-Oeste de la Florida. "Tuvo siempre una especial concepción con los lectores de tabaquería", recordó Salcines en un recorrido en que viajamos en el tiempo. 

Más de doce monumentos recuerdan en Tampa al prócer cubano. Ayer fue un baño de historia martiana y de recuerdos. En la ciudad de las grandes andaduras americanas de Martí, están identificados una estatua, dos bustos, doce indicadores de lugares históricos, un centro de ayuda mutua, una calle, un mural y el Cementerio de Tampa Oeste que originalmente se nombraba Cementerio Martí. 

Sin embargo, el mayor mérito lo tiene la memoria atesorada por una villa donde la presencia del eminente político, poeta y escritor, tiene expresiones íntimas y espirituales que se descubren en cada conversación con la comunidad cubana residente y los norteamericanos que por siglos han recibido este conocimiento como un legado familiar de su convivencia común.

Y un dato más. El 26 de noviembre de 1891, nuestro José Martí conoció a su gran anfitrión y protector en Tampa, el valenciano Martínez Ybor y a su esposa. Fue durante su primera visita a Tampa, once años después de su primer viaje a Estados Unidos cuando arribó a Nueva York, donde Martí devino imprescindible articulista y crítico de arte del periódico New York City Sun, propiedad del periodista y editor Charles A. Dana.

En los días en que toda Cuba, y también Tampa, esperan la épica fecha del 28 de enero, natalicio de nuestro José Martí, al pie de su efigie se depositan flores. 

Aquí hay hoy un jardín hermoso, noble pero inmenso, en sustitución de la otrora casa Pedroso que perteneció a dos grandes amigos cubanos del Apóstol en sus estancias en Tampa. 

Recordaba Salcines, un hombre alimentado por la historia de pies a cabeza, que Ruperto y Paulina Pedroso, en este mismo lugar ofrecieron a José Martí hospedaje seguro tras el intento de envenenamiento que sufrió el Apóstol en diciembre de 1894 por dos cubanos plegados al poder colonial cuando le brindaron un vino de extraño sabor.

Al decir de Salcines, Martí salvó su vida milagrosamente tras haber sido atendido con rapidez por el Doctor Eduardo Barbarrosa y luego amorosamente cuidado por los Pedroso, residentes en la Octava avenida y calle 13, donde hoy se emplaza el Parque Martí. 

Ayer fue aquí un baño de historia y de recuentos de cómo los cubanos patriotas de aquel tiempo velaron siempre el sueño del cubano más extraordinario que ha dado la historia.

"Lo velaron en la calle, relevándose en turnos de guardia", acota Emiliano Salcines y apunta: "En las noches de Tampa, podía escucharse en el silencio de la madrugada, desde su alcoba en la humilde casita, el rasgar constante de la pluma del maestro sobre los papeles donde escribía su historia. 

Ybor City, la barriada más antigua de Tampa, cuyas calles recorrí con ansias martianas, debe su nombre a Martínez Ybor, que no nació en Cuba y era valenciano como Don Mariano Martí, padre de José Martí. Nacido en Valencia, el 31 de octubre de 1815. Mariano de los Santos Martí Navarro; murió en La Habana el 2 de febrero de 1887. Algunos historiadores le han atribuido el oficio de sastre y de cordelero; sin embargo, su óptima letra, ortografía y fluidez denotan una educación suprema en él. Su mejor herencia fue José Martí.

Martínez Ybor, erigido en Tampa en el gran protector de Martí, salió de Cuba cuando comenzaron los rigores antagónicos de la Guerra de los Diez Años. "Se estableció aquí y fue bueno y clemente con los emigrados”, manifiesta Salcines: "Y lo fue con Martí".

En la histórica ciudad de Tampa, muchos  sitios perpetúan el paso de Martínez Ybor por estas tierras, como tantos otros dejaron constancia de la presencia de nuestro José Martí.

El martes en Tampa, fue un día cargado de historias y de pasado maravilloso, donde estuve a tiempo de visitar disímiles sitios relacionados con la presencia martiana en Ybor City como la Sociedad Martí Maceo fundada en 1904; el espacio donde se editó entre 1887 y 1898 “Cuba” periódico oficial del otrora Partido Revolucionario Cubano; la esquina donde se ubicó la sede de la Liga patriótica de instrucción establecida en 1889; la escalinata donde fue tomada la última fotografía que consta del Apóstol tras su apasionado discurso en el Liceo Cubano clamando a los tabaqueros emigrados que le ayudasen a conquistar la independencia de la patria aportando hombres, armas y dinero.

Ayer fue un día de épicos recuerdos. En 1893, el 26 y 27 de noviembre, en Ybor City, Martí pronunció dos piezas bien conocidas de su oratoria: “Los pinos nuevos”, donde realza el papel de la juventud en la consecución de la independencia nacional, y “Con todos y para el bien de todos” que inició dedicándola sentidamente a la Patria: “Para la Cuba que sufre, mis primeras palabras”.

Emiliano Salcines, historiador de Tampa y Jesús Díaz Loyola.

A propósito, mi anfitrión, el gran historiador Salcines, retrae una anécdota recurrente. "En ocasión de aquellos célebres discursos de Martí, viajó desde Cayo Hueso el taquígrafo Francisco María González, quien rompió varios lápices mientras captaba la pródiga oratoria martiana".
Las notas se imprimieron después en la sede del periódico "El crítico de Ybor City" y se enviaron a Cayo Hueso en un barco de vapor, de tal suerte que en poco tiempo los torcedores y los patriotas reafirmaron su compromiso emancipador con la intervención de Martí.

Las huellas del Apóstol de Cuba llegan a nuestros días en esta ciudad floridana gracias a otro periódico "La Gaceta". La publicación trilingüe semanal que exhibe más de 93 años de historia, es fruto de la entrega de una familia que por tres generaciones ha insistido en reflejar la vida local.

Una foto historica: José Martí junto a tabaqueros de la fábrica de Vicente Martínez Ybor, en Tampa
Más de 100 años después, me subo al peldaño donde se paró Martí para tomarse la última fotografía
junto a los tabaqueros de Ybor City.



Dice Emiliano Salcines, mi anfitrión estos días de Tampa, que por estas tierras han caminado Martí y todos los grandes de la historia cubana, como dijo al principio: "La historia de Cuba no se puede escribir sin Tampa...".

Honor al maestro en el busto que le recuerda frente a la fábrica de Martinez Ybor.


Fachada del emblemático Círculo Cubano. Arriba, el único escudo que se conserva desde 1916, cuando Cuba fue ya independiente. Resaltan seis banderas que simbolizan y abrazan las seis provincias cubanas de entonces.
Desi, siempre a mi vera en un viaje por la historia y el pasado maravilloso de nuestro José Martí en Tampa.
Gracias, Tampa!

25 enero, 2016

«Como un soldado más de la palabra»

Días de gloria en Miami





MI INTEGRACION AL COLEGIO NACIONAL DE PERIODISTAS DEL EXILIO

Desde este blog quiero dejar patente mi admiración y agradecimiento al Colegio Nacional de Periodistas Cubanos en el Exilio(CNP), un sólido gremio que apoya y respalda incondicionalmente a los soldados de la palabra que día a día, desde algún lugar de la diáspora, viven inmersos en un zafarrancho permanente por el renacer de una nueva Cuba, contando las noticias como son. 

Me ha tomado por sorpresa en este viaje a Miami, la aceptación de mi integración al colegio de todos los que estamos del lado de la verdad y a favor del cambio cubano. 

La idea surgió en Europa, a sugerencia del Lic. Félix José Hernández, Delegado del Colegio en París, Francia.
El acuerdo fue aprobado por la Junta de Gobierno del CNP, y justo en este viaje he recibido el certificado y las credenciales que me convierten en un miembro más de estas filas.

El Decano del Colegio Nacional de Periodistas de la República de Cuba en el Exilio, Lic. Salvador Romaní Orúe, ha elogiado mi carrera de casi tres décadas como profesional de la información, desde que comencé allá en Cuba, en medio de muchas ataduras que no evitaron mi salto al periodismo independiente y que acabó con mi convivencia en España, donde llevo residiendo hace 16 años.
El Decano Romaní, ha señalado la urgencia de que toca a los periodistas cubanos de este tiempo para romper la barrera de la censura que constantemente distorsiona la realidad cubana actual.

La propuesta de Félix José Hernández, se convirtió en un hecho esta misma semana de presentaciones de  mi libro «Crónicas del Caribe», en el estado americano de la Florida. 

En la sede del mismo CNP, en Miami, he recibido de manos de Romaní, la pluma-distintivo que simboliza la insignia de este emérito colegio junto con el certificado y carné que me acreditan como un soldado más de sus filas. 

También el Centro Asturiano de Miami, el día de la presentación de Crónicas... en Miami, me concedió el Certificado de visitante ilustre.

El Diario de Las Américas,  Diario de La Marina, Radio Mambi, CubaMatinal.es, Cuba en el Mundo.com; y desde Cuba, los Bloguer La tecla con Café y Cubanos de Kilates, se han hecho eco estos días de mi desandar floridano. 

Todas las incidencias del homenaje en la Books and Books a Manuel Alvarez, el emigrante asturiano que da vida a mi libro, llegaron a la radio en las madrugadas de La Poderosa con Jorge Villazón, voz que impuso un estilo en la radio (CMHS La Voz de la Villa Blanca) que siguió la herencia de Álvarez, allá en Caibarién.

Del mismo modo, agradezco el noble gesto del colega Wilfredo Cancio Isla, quien no escatimó espacio para apoyar el acontecimiento de mi libro en Miami, desde su págia en internet "Café Fuerte" con los seguimientos profusos de otro hombre de radio, Jaime Almirall Suarez, el viernes del acontecimiento.

Gracias al Colegio de Periodistas, por concederme el honor de que el fruto de mi ejercicio se difunda y conozca en el exilio de todos los cubanos.

Gracias, colegas por contarlo. 

23 enero, 2016

El éxito de la presentación de «Crónicas del Caribe" en Miami

«Una historia que es una auténtica epopeya.»


«Crónicas del Caribe», recorre la historia contemporánea y la huella de la emigración hacia América.



El Cónsul General de España en Miami, Cándido  Creis Estrada.

CÓNSUL DE ESPAÑA EXALTA LOS VALORES DE LA EMIGRACIÓN PARA SALVAR LA MEMORIA HISTÓRICA 

El máximo representante de la diplomacia española en Florida, Georgia y Carolina del Sur, conversa con el autor.

 Cándido Creis Estrada, exjefe de protocolo de la Casa del Rey, pone de ejemplo la historia de Manuel Álvarez, el asturiano que emigró para fundar la radio en Cuba y que es narrada con abundante documentación en «Crónicas del Caribe», obra finalista del I Premio Stella Maris de Biografía Histórica, Barcelona 2015.

El máximo representante de la diplomacia española en Florida, Georgia y Carolina del Sur, justificó como la memoria de los pueblos y de las personas se construye a partir del recuerdo de sucesos, esencialmente de aquellos que marcan etapas de sus historias.

Lo hizo durante la presentación en Books & Books en colaboración con el Cuban Research Institute de FIU, del libro del periodista cubano residente en Madrid, Jesús Díaz Loyola (Caibarién,1964), quien ha viajado a Miami para la ocasión. 

Solo la esencia de la significación que se da a la historia, determina la forma en que las personas entienden el presente y dan sentido a su visión y entendimiento del mundo, reflexionó el diplomático.

La Florida y España, atesoran más de 500 años de historia, espacio de tiempo en que solo las transculturaciones han sido puente para unir a ambas orillas.

El cónsul Creis habló de una colonia de emigrados españoles que ya rebasa los 40 mil en toda la Florida que se han constituido en familias numerosas como en Cuba y toda América, con  hijos y nietos de españoles, entre las que muchos se agruparon para siempre en las casas regionales de sus abuelos y padres, lo mismo que ha sucedido con cubanos, venezolanos, argentinos y otras nacionalidades, que no olvidan a España.

El diplomático español, que fue jefe de protocoto de la secretaría general de la Casa de S.M. el Rey, remarcó el "profundo" legado histórico y cultural español que a lo largo de la historia han extendido los emigrantes por el mundo.
Una de las fotos no conocidas, obsequiadas por Iván Cañas a los dos herederos de "Manolín": Manolo y Nelson Álvarez Casado.

«Crónicas del Caribe», recorre la historia contemporánea y la huella de la emigración hacia América, una historia que es una auténtica epopeya, al decir del Cónsul. "No solamente por el respeto a un hombre que dejó a su aldea por necesidades, sino, también, el respeto a las memorias, el valor del trabajo y la cultura del esfuerzo que caracteriza al hispano".
El autor, Jesús Díaz Loyola, en un momento de su exposición.

La noche de este viernes en la Books & Books del Coral Gables, se volvió un homenaje trascendental a la vida que llevó el emigrante de América, vista en la perspectiva de un hombre —Manolín Álvarez— que fue en el Caribe y Centroamérica, el protagonista esencial del invento que revolucionó la comunicación social. 

Iván Cañas, fotógrafo cubano de reconocido prestigio, que emigró a Estados Unidos como Manuel lo hizo a Cuba, reveló en la presentación de «Crónicas del Caribe» cómo llegó a Manolín cuando él corría tras el olor del guarapo y el herrumbre de los trenes para conseguir verdaderas obras de arte del lente sobre el papel.
Manolo Álvarez Jr., recibe una de las instantáneas en presencia del Cónsul General de España en Miami. 
Manolo y Nelson Álvarez, observan las imágenes de su padre.
Los hermanos Nelson y Manolo Álvarez, sostienen las imágenes de su padre. Junto a ellos, Iván Cañas, el fotógrafo que las tomó hace más de 40 años.
Iván que tuvo una vigencia vital en los diarios y revistas más importantes de la isla y de quién son bien conocidas sus fotos a José Lezama Lima, entregó dos copias de sus instantáneas tomadas a Manolín en los años álgidos de sus correrías fotográficas.   
Manolín Álvarez en los 70, en la otra instantánea tomada en el taller de su casa de Caibarién por Ivan Cañas.

No se incluyeron en esta edición laureada de «Crónicas del Caribe», pero allí están esperando  como gesto agradecido  para ilustrar una próxima edición de este libro de memorias.

Jorge José Rodríguez Borges (a la derecha), laureado periodista cubano residente en Miami, que vio crecer la pasión del autor por su personaje, dijo en la presentación del libro: "Fue necesario que pasaran más de 20 años para que Díaz Loyola pudiera levantar los brazos como lo hizo hace unos meses al llegar a la tierra natal de Manolín, Asturias, para presentar por primera vez su libro y para que lo haga hoy entre nosotros —en Miami—, como símbolo de triunfo profesional, personal y ético".

Manuel Álvarez Junior, uno de los cinco hijos de Manolin, justificó la gran herencia familiar de su padre. La mayor parte de la familia que heredó, vive hoy asentada y emprendida en Miami. 
En el crepúsculo de su vida, "Manolín" Álvarez soporta la réplica de un hórreo asturiano, lo último que vieran sus ojos antes de abandonar su tierra, en 1905.

En Cuba, este asturiano que llevó el mensaje  de las ondas a gran parte de Las Américas, fue ninguneada por mucho tiempo, pero no fue hasta 1982, cuando ya ciego y sembrado en su vejez, el oficial Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) reivindicó en Manuel Álvarez su paternidad sobre la radio. Hoy reposa bajo la tierra que le moldeó el carácter.

OTROS MOMENTOS DE LA PRESENTACIÓN EN MIAMI

Jesús Díaz Loyola en un momento de su intervención.



El autor firma libros en Miami.

Reencuentro de colegas: Jesús Díaz Loyola y Jorge José Rodríguez.

El Vicepresidente del Centro Asturiano de Miami, entrega al autor el Certificado de Visitante Distinguido.
Junto a  Ifrain Jesus Villazon Cabanes, un hombre de radio que fue en Caibarién identidad de un tiempo.

Jaime Almirall Suarez y Jesús Díaz Loyola. 

Una foto para el recuerdo. De derecha a izquierda: Nelson Alvarez, Jorge Jose Rodriguez Borges, Manuel A Alvarez, Angel Luis Alvarez, Jesús Díaz Loyola y Juan Carlos Dominguez.
            30 años después!!
El público llenó los recintos de la Book and Book en Coral Gables en busca de las «Crónicas del Caribe»

Los Álvarez de Miami, visiblemente emocionados, celebran con el autor el gran legado histórico de su gen asturiano: Manuel Álvarez Álvarez "Manolín" 

La palabra hablada y escrita

En la antigua Roma, atrio era un espacio abierto en sus míticas casas cercado de pórticos y destinado a reuniones familiares y a los huéspedes. En las iglesias romanas, atrio se describía en un patio amplio que miraba al exterior. Atrio son los extensos corredores al aire libre que se disipan a la majestuosidad de muchos templos y palacios en la fisonomía de las grandes ciudades de este mundo.

Y eso es @trio press, un espacio permanentemente abierto a los acontecimientos que han rodeado y rodean la vida. @trio Press (ATP Foro de Noticias) es una ventana a la actualidad en todos los horizontes del quehacer humano, y que dibujaremos con la imagen, el sonido y la palabra hablada y escrita.

@trio press-foro de noticias es una plaza pública en la red, un epicentro de atención cultural e invitación constante al foro libre.

El atrio triunfó en Roma tal como el ágora en Grecia como punto de encuentro y opinión tras la caída de la civilización micénica en el siglo VIII (Antes de Cristo). Hasta nuestros días, la más famosa, el Ágora de Atenas, es la única belleza arquitectónica de la Antigua Grecia que conserva, al menos, su techo original. Y allí, como marcándole el paso del tiempo está al aire libre el extenso corredor, el atrio, que se disipa al Ágora de Atenas.

En honor a esa pauta primera del derecho al foro y a la opinión sale @trio press. Como un foro público, un espacio para difundir actualidades. Vamos a contar la historia que vivimos a partir del testimonio que es uno mismo. Queremos, sobre todas las cosas, encontrar los protagonistas del pasado y del presente del derrotero que es la vida.

Esto es @trio press el espacio donde invitamos a contar la historia, la de este mundo y que, a veces, pasa inadvertida. Contáctenos y cuéntenos lo que quiera en Atrio Press, el foro de noticias. Nosotros lo diremos tal como nos lo cuenten. Bienvenido a @trio press.

Archivo del blog