26 octubre, 2011

La historia del turista alemán devorado por caníbales en la Polinesia Francesa




La paradisiaca isla de Nuku Hiva en la Polinesia francesa fue el escenario del supuesto más reciente caso de canibalismo en el mundo. La noticia circuló por el orbe este octubre: un turista alemán, Stefan Ramin (a la derecha), devorado por varios caníbales. Desapareció después de hacer una expedición junto a un guía local, y parte de sus restos fueron después hallados carbonizados en una fogata. En principio, las autoridades polinesias estimaron que el cuerpo pudo ser “cortado a pedazos y quemado”.
Ahora sospechan de que Ramin, de 40 años, fuera realmente asesinado. 
En cualquier caso, esta es la historia.

La noticia, el suceso

Rosalía Sánchez 
Desde Berlín para El Mundo


Hasta ahora nadie daba crédito a la historia que contaba su novia, Heike Dorsch, que fue atada a un árbol y violada cuando intentó llegar hasta el fondo de lo ocurrido en la remota isla tropical de Nuku Hiva, en la Polinesia.



Stefan Ramin y su novia, Heike Dorsch.
Pero el hallazgo de unos restos calcinados confirma su versión y apunta a que se trata de un ritual caníbal.

Varios huesos y dientes, junto a un amasijo de pelo y ropas han sido enviados a un laboratorio de París para establecer con análisis genéticos su pertenencia a Stefan Ramin, un consejero ejecutivo de Hamburgo (Alemania) de 40 años y desaparecido hace semanas mientras seguía las huellas de 'Taipi, un edén caníbal'.

El autor de esta novela, Herman Melville, que también escribió 'Moby Dick', describe un paraíso virgen en el que todo aquel que consigue poner un pie, procedente de la civilización, termina en la cazuela de los aborígenes. Y ése parece haber sido el destino de este turista alemán.

La pareja emprendió este viaje en 2008, después de largos preparativos, y siguió su ruta hasta el pasado 16 de septiembre, cuando llegaron en catamarán a la Polinesia francesa, donde pensaban pasar varios meses.

Cacería de cabras

Hace tres semanas, Stefan Ramin se despidió de su novia antes de emprender, ya en solitario, la expedición rumbo a las islas Marquesas junto a un guía local, Henri Haití.

En la foto de la derecha, Stefan Ramin haciendo surfing.

Al parecer, Haití le había ofrecido asistir a una cacería de cabras salvajes -una tradición ancestral- en la zona más montañosa de Nuku Hiva, pero terminó cayendo en la trampa de una cacería humana, en la que él mismo resultó ser la víctima.                                                                        

Stefan no regresó pero sí lo hizo el guía, que le dijo a la joven que su novio había sufrido un accidente y necesitaba ayuda. Sin embargo, según declaro Heike, de 37 años, antes de que llegaran al bosque, Haiti la encadenó al tronco y abusó sexualmente de ella.

Tras unas horas, consiguió escapar y alertar a las autoridades, que iniciaron una búsqueda intensiva, pero no obtuvieron ningún resultado.

Hace unos días, las gestiones diplomáticas alemanas consiguieron implicar en la búsqueda al ejército, que rastreó la zona más montañosa y descubrió el macabro hallazgo.
Varios expertos locales han confirmado que el cadáver encontrado ha sido víctima de un ritual caníbal que se creía erradicado en la isla desde el siglo pasado.

Lo que dicen ahora las autoridades de la Polinesia

El fiscal jefe de la Polinesia francesa, Jose Thorel, desmiente las informaciones que apuntaban a que un turista alemán, Stefan Ramin, que desapareció el mes pasado en esta zona fuera víctima de canibalismo y ha señalado que pudo haber sido asesinado mientras visitaba el archipiélago. Thorel ha señalado que la policía se encuentra tras la pista de Henri Arihano Haiti, un guía local sospechoso del asesinato del turista germano, de 40 años, pero que no existen evidencias de que fuera víctima de canibalismo.
Mientras en París se determina si los restos encontrados pertenecen realmente a Ramin, proceso que podría tardar dos semanas, actualmente, la Policía y el Ejército de la isla está tras el paradero de Henri Haiti, el guía local que llevó a Ramin a la cacería de cabras en las montañas de Nuku Hiva y, por lógica, la última persona que vio con vida al turista alemán.
Nuku Hiva, la más importante de las islas Marquesas y con una población de 2.000 personas, tiene antecedentes históricos de canibalismo, actividad que hasta el momento se creía erradicada.

Atrio Press llama la atención sobre ese destino.

1 comentario:

  1. NO hubo canibalismo en el caso del turista aleman Stefan Ramin asesinado en la isla de Nuku Hiva en Polinesia. El fiscal encargado del caso lo ha repetido en diversas ocasiones: http://assofenua.orgfree.com/blog/?p=5

    Esta semana ha saltado a primera plana tambien otro suceso ocurrido en la misma isla de nuku hiva y es que otro treintañero ha intentado violar a una periodista por la noche mientras dormia en el hotel de la isla http://assofenua.orgfree.com/blog/?p=26

    ResponderEliminar

Deje su comentario aquí

La palabra hablada y escrita

En la antigua Roma, atrio era un espacio abierto en sus míticas casas cercado de pórticos y destinado a reuniones familiares y a los huéspedes. En las iglesias romanas, atrio se describía en un patio amplio que miraba al exterior. Atrio son los extensos corredores al aire libre que se disipan a la majestuosidad de muchos templos y palacios en la fisonomía de las grandes ciudades de este mundo.

Y eso es @trio press, un espacio permanentemente abierto a los acontecimientos que han rodeado y rodean la vida. @trio Press (ATP Foro de Noticias) es una ventana a la actualidad en todos los horizontes del quehacer humano, y que dibujaremos con la imagen, el sonido y la palabra hablada y escrita.

@trio press-foro de noticias es una plaza pública en la red, un epicentro de atención cultural e invitación constante al foro libre.

El atrio triunfó en Roma tal como el ágora en Grecia como punto de encuentro y opinión tras la caída de la civilización micénica en el siglo VIII (Antes de Cristo). Hasta nuestros días, la más famosa, el Ágora de Atenas, es la única belleza arquitectónica de la Antigua Grecia que conserva, al menos, su techo original. Y allí, como marcándole el paso del tiempo está al aire libre el extenso corredor, el atrio, que se disipa al Ágora de Atenas.

En honor a esa pauta primera del derecho al foro y a la opinión sale @trio press. Como un foro público, un espacio para difundir actualidades. Vamos a contar la historia que vivimos a partir del testimonio que es uno mismo. Queremos, sobre todas las cosas, encontrar los protagonistas del pasado y del presente del derrotero que es la vida.

Esto es @trio press el espacio donde invitamos a contar la historia, la de este mundo y que, a veces, pasa inadvertida. Contáctenos y cuéntenos lo que quiera en Atrio Press, el foro de noticias. Nosotros lo diremos tal como nos lo cuenten. Bienvenido a @trio press.

Archivo del blog